Soltero de Queso, ensalada arequipeña

Cebolla y habas, choclo y queso. Solo conociendo los primeros ingredientes usted también podrá deducir que un plato parecido a este, no se encuentra así no más en cualquier mesa del mundo. Peruanísimo es. Muy arequipeño, también. Aunque en Cuzco también existe un soltero que lleva más habas que queso. El soltero es entrada sureña, entonces y andina también. Aunque cae tan fresco y ligero en climas no necesariamente fríos. Si lo come sin papas es un excelente potaje de dieta, nutritivo, liviano. Le va bien a muchas comidas y entre los comensales… no tiene pierde. Así que razones ya no hacen falta dar, aquí está la receta solo anímese a preparar.

Papita a la Huancaína, la crema irresistible

Cuentan que el origen de este platillo deslumbrante no es muy lejano. Allá en la época en que se construía y empezaba a usar la vía del ferrocarril del centro, las mujeres de Huancayo, comerciantes hábiles y oportunas, empezaron a ofrecer viandas para los hambrientos obreros o peregrinos. Entre sus ofrecimientos destacó siempre la papita a la que adicionaban una mezcla de rocoto y queso molidos en morteros.”La papa de la Huancaína” decían los que probaban y se rendían ante la mezcla. Hoy le decimos Papa a la Huancaína, por que es sin duda de la tierra incontrastable, que nos dio uno de las entradas más exitosas entre los peruanos, más extrañadas entre los lejanos, mas deliciosos entre nuestras viandas. Esta vez le traemos dos recetas paralelas: la de la auténtica papa de la huancaína, la que nació en el centro peruano en la época del ferrocarril y la convencional, la que ha cambiado con el tiempo y los aportes de otros también curiosos peruanos de otras zonas.

Trucha en salsa del Valle del Mantaro

En los ríos de las alturas del Perú y en nuestras lagunas, las truchas tenían sus hogares. De allí las obtenía el hombre de los andes que imposibilitado de comer del mar por las distancias, descubrió que el sabor de este pez de aguitas dulces era indiscutiblemente delicioso. Arriba, en esas mismas alturas, muy cerca a los ríos y lagunas, crecen hierbitas bondadosas. Buenas para mil y un malestares, cada una de nuestras plantitas aromáticas, tiene un sabor y una presencia que llega a hacer deliciosa y típica una sopa, una carne, una salsa. Así es la naturaleza de este plato, de truchas y aromas de altura, de las alturas del Valle del Mantaro, creación contemporánea de una huancaína enamorada de los sabores de su tierra que nos regala hoy la receta de una nueva delicia de la comida peruana.

Causa Limeña, Manjar de Papas

Dicen que las vianderas limeñas, allá por los tiempos de la ocupación chilena, vendían este platillo delicioso para poder solventarse y ayudar a los soldados que luchaban defendiendo a la tierra. Las ofrecían “Por la Causa” y de allí le vino el nombre.. Limeña, y ahora de todo el Perú, no hay manera que ningún comensal no se rinda a su sabor. Si usted quiere impresionar a sus invitados y no es muy experto en la cocina… prepárese una Causa. No hay forma de que no quede exquisita. No habrá manera de que no la aplaudan. Fresca, sencilla, natural la entrada de papitas sazonadas con ají y limón que envuelven al relleno de pollo, atún o verduras que usted escoja es un plato irresistible, además muy sencillo. Prepárela con el relleno que mas le guste, compártala en su mesa, y cuente el origen de su nombre, ahora que le dejamos la receta de uno de los potajes más emblemáticos de nuestra culinaria, orgullo también de nuestro Perú.

Papa Rellena: Pastel dorado

Clásica es, entre nuestros potajes, el plato en que la papa abraza por completo el relleno de carne, cebollas, pasas, huevo. Un óvalo delicioso. Aquí en el terruño no falta en los kiosquitos de los colegios, en las esquinas disimuladas, una carretita que invita a perderse en el pastel redondillo. Y está en los restaurantes y en los días de descanso de los hogares, por que sencilla de preparar, no es. Pero que bien vale la pena el esfuercito cuando de papa rellena se trata. Y si sobre ella agregamos la zarza criolla, la que combina perfecto cebollas, tomates y perejil, podríamos perdernos en sus sabores combinados. Tenga entonces la receta, muy didáctica, le prometemos se le hará sencillo presumir, que nuestra comida peruana es la mejor cuando presente en su mesa una vianda como esta.

Tamal Serrano, delicia suavecita

Hay tamales y tamales. Los de la costa anaranjados, los derivados más norteños que se volvieron verdes, los que nos inundan el paladar de sabor a maíz puro, los rellenos de pollo, los rellenos de chancho… en nuestras zonas altas el tamal es pálido, pero no por ellos menos delicioso, el tamal serrano, no es solo una entrada, es en nuestras tierras guarnición, compañía, bocadito, piqueo…Suavecito y delicioso, nutritivo y contundente…