Martalizarraga abril 3, 2019

La receta de solomillo de cerdo relleno que vamos a preparar es muy especial. Además podemos prepararlo en poco tiempo. La salsa de cebolla y el oporto le dan un sabor único.

Para aprovechar el máximo los jugos es conveniente hacerlo todo en la misma sartén. Es aconsejable controlar que el solomillo no se hornee en exceso ya que podría quedar reseco y no jugoso como queremos.

Vamos allá con nuestra receta.

Solomillo de cerdo relleno

Solomllo de cerdo relleno

Ingredientes (cantidades para 4 comensales)

  • Un solomillo de cerdo grande. A poder ser, ibérico. Es un poco más costoso pero merece la pena
  • Hilo de bridar o una malla (para sujetar el cerdo una vez lo hayamos rellenado)
  • Seis lonchas finitas de jamón serrano
  • Pistachos
  • Ciruelas
  • Una cebolla grande
  • 150 mililitros de vino oporto (o Pedro Ximenez)
  • 2 0 3 manzanas, de la variedad que se prefiera
  • Un par de cucharillas de mantequilla
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra recién molida

Elaboración

Primero abrimos el solomillo en modo libro, con un par de cortes. Para hacerlo cortamos longitudinalmente por la mitad, sin llegar a dividirlo por completo, pero de forma que una de las mitades sea más grande que la otra. 

La parte gruesa la volvemos a cortar por la mitad y la extendemos hacia el fondo, de forma que el solomillo quede como un filete. Así estará listo para rellenarlo y enrollarlo.

Seguidamente, colocamos encima del solomillo las lonchas de jamón serrano, las ciruelas y los pistachos, haciendo una hilera con todo.

Después, lo vamos enrollando desde el extremo, de forma que quede todo doblado. Ahora ya podemos atarlo para asegurarnos de que el relleno no se va a salir. Con el hilo de brida o la malla.

Solomillo de cerdo relleno

Preparación del solomillo

A continuación, ponemos una sartén de hierro con un poco de aceite a fuego medio-alto. Seguidamente, salmpimentamos el solomillo y cuando el aceite esté caliente lo doramos por todos sus lados para que quede completamente sellado y evitar que los jugos se escapen de su interior. Esto será fundamental para poder hornearlo después. Esperamos a que adquiera ese tono dorado sin moverlo. Cuando esto haya ocurrido, le damos la vuelta y lo seguimos sellando. Después, reservamos.

Mientras, aprovechamos para pelar la cebolla y picarla muy finita. Podemos hacerlo con un cuchillo o con una picadora manual.

Después, precalentamos el horno a 220ºC, con calor arriba y bajo. En la misma sartén en la que previamente hemos dorado el solomillo, echamos un poco de aceite y cocinamos la cebolla a fuego medio, hasta que esté ligeramente transparente y empiece a dorarse. Tardará diez minutos más o menos.

Cuando ya esté, echamos el vino por encima y frotamos para despegar todo lo que haya quedado pegado. El vino ayudará a despegar los restos y además recogerá todo ese sabor para la salsa. Mantenemos la sartén durante dos minutos al fuego y apartamos.

A continuación, colocamos el solomillo en una bandeja de su tamaño (y apta para hornos), lo regamos con la mezcla de vino y cebolla, lo introducimos en el horno y lo horneamos durante diez minutos.

Mientras, aprovechamos para preparar la guarnición de manzanas:

Guarnición de manzanas para el solomillo de cerdo relleno y pasos finales

Primero, lavamos las manzanas, las secamos y las cortamos en rodajas gruesas (más o menos unas seis rodajas por manzana). Seguidamente, les retiramos las pepitas.

En una sartén (si no es muy grande habrá que hacerlo todo en un par de tandas) ponemos una cucharada de postre de mantequilla a fuego medio alto. Cuando se haya derretido, ponemos encima las rodajas de manzana. Las doramos hasta que veamos que están a nuestro gusto; con un par de minutos será suficiente. (si la sartén es pequeña, hacemos otra tanda, siguiendo el mismo procedimiento)

Cuando el solomillo esté horneado lo sacamos del horno y dejamos que se temple durante unos cinco minutos (sin cortarlo todavía). Esto es importante, ya que si lo cortamos cuando está recién sacado corremos el riesgo de alguna zona quede cruda.

Mientras, vamos triturando la salsa con una batidora de mano. Cuando hayan pasado los cinco minutos cortamos el solomillo en rodajas gruesas y ya lo tenemos. Listo para servir.

Cómo sugerencia de presentación, queda muy bien con las rodajas de manzana en el plato y un poquito de salsa.

Buen provecho.

Otra receta que también te puede interesar: Cómo preparar cerdo agridulce 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies