xdadmin septiembre 21, 2018

Después de una noche en remojo las habichuelas y lavarlas bien, las pongo en la olla a que den un hervor ( solo un hervor) y les tiro ese agua. Otras veces, en vez de tirarles el agua las espumo muy bien y ya está.

Les pongo de nuevo agua fría y a continuación le añado los demás ingredientes y cuando rompen el hervor las “asusto” echándoles agua fría, cuando rompen el hervor de nuevo, las vuelvo a “asustar” y, así hasta tres veces les corto el hervor ( esto se hace para que no se despellejen), las vuelvo a espumar ( es bueno para evitar en parte los gases ).

En olla exprés con unos veinte minutos, o, media hora, suelen estar, según del tiempo que sea la cosecha de las habichuelas.

Las suelo dejar cocinándose unos 20 minutos y en caso de que aún estén un poco enteras , las dejo otros 10 minutos. En la olla convencional necesitan al menos 1 hora. Y, la sal, siempre se la he añadido una vez acabao de hacer el guiso, claro que, eso era antes, ya no utilizó sal en las comidas, sus sustitutos son el limón, el vinagre, o las especias según qué menús.

PD- una vez que han reposao las habichuelas antes de servirlas en los platos, en el mío suelo añadir unas gotas de vinagre, les da un punto muy bueno, muy rico, al menos para mí.

Buenos días ya a todo el grupo ( la 1:52 de la madrugá ).

Espero que lo mismo que disfruto con vuestras estupendas recetas (que me encantan y de las que aprendo y repito, disfruto mucho, sois geniales), disfrutéis también con las que humildemente comparto con vosotros. Saludos

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies