Papita a la Huancaína, la crema irresistible

Cuentan que el origen de este platillo deslumbrante no es muy lejano. Allá en la época en que se construía y empezaba a usar la vía del ferrocarril del centro, las mujeres de Huancayo, comerciantes hábiles y oportunas, empezaron a ofrecer viandas para los hambrientos obreros o peregrinos. Entre sus ofrecimientos destacó siempre la papita a la que adicionaban una mezcla de rocoto y queso molidos en morteros.”La papa de la Huancaína” decían los que probaban y se rendían ante la mezcla. Hoy le decimos Papa a la Huancaína, por que es sin duda de la tierra incontrastable, que nos dio uno de las entradas más exitosas entre los peruanos, más extrañadas entre los lejanos, mas deliciosos entre nuestras viandas. Esta vez le traemos dos recetas paralelas: la de la auténtica papa de la huancaína, la que nació en el centro peruano en la época del ferrocarril y la convencional, la que ha cambiado con el tiempo y los aportes de otros también curiosos peruanos de otras zonas.

Papita a la Huancaína, la crema irresistible
  • Papita a la Huancaína, la crema irresistible
    Valorar este post

Comparte en tus redes sociales:

Url de la Receta

Ingredientes

Ajustar Porciones:
Papa a la Huancaína Auténtica
250 gr. de Papa huayro
150 gr. de Queso serrano
4 unid. de rocoto
Sal al gusto
2 cucharadas de Leche
Aceite un dash
Aceituna
Huevo
Perejil
Receta:
    • Sirve 2

    Ingredientes

    • Papa a la Huancaína Auténtica

    Preparación

    Sancochar la papa huayro con un poco de sal para que no se desarme. Limpiar el rocoto hasta que no quede nada de venas ni pepas y moler en un mortero en forma circular, adicionar poco a poco el queso hasta que ambos se combinen, agregar un dash de leche y aceite y sal al gusto. Decorar con aceituna, huevo y perejil.

     

    Papa a la Huancaína convencional

    Ingredientes:

    Papa huayro u otra harinosa

    Ají amarillo

    Cebolla pequeña

    galleta de soda

    Queso serrano o fresco

    Leche evaporada

    aceite

    Preparación:

    Poner a sancochar la papa. Aparte en una sartén hechar un poquito de aceite y freir la cebolla cortada en trozos mediados, adicionar una pizca de palillo. sacar y tostar los ajíes sin venas ni pepas.  Luego mezclar la cebola dorada, los ajíes, un poco de aceite, el queso desmenusado, la galleta molida y agregar leche evaporada hasta la mitad del preparado. Licuarlos y agregar sobre la papa. Adornar con huevo sancochado y aceituna.

    También puede, como el chiclayo, aplastar las papas y luego vovler a armarlas, quedan suaves y tienen muy buena textura.

    Buen provecho.

    xdadmin

    anterior
    Trucha en salsa del Valle del Mantaro
    siguiente
    Chupe de Camarones, Sopita de río y leche
    anterior
    Trucha en salsa del Valle del Mantaro
    siguiente
    Chupe de Camarones, Sopita de río y leche

    Añade tu comentario