Puka Picante, papitas rojas con maní

Cuando los hombres de los andes centrales terminan el techo de una casa, los anfitriones deben invitarles Puka. Así manda la tradición en Ayacucho, la papa cocida bañada con la crema rojiza, es la vianda de las celebraciones. Y es tan humilde este plato, en su preparación, como tan peruano por los ingredientes que le dan lugar: Papas, maní, ají panca, betarraga que si no conocieramos lo bueno de su sabor, tal vez lo haríamos de lado para invitarlo en los festejos. ¿Cómo se volvió de fiesta? observelo usted ostentado su acompañamiento de chicharrones y lo habrá entendido todo. Simple, original y delicioso. Anímese a servilo en su próximo compromiso

Causa Limeña, Manjar de Papas

Dicen que las vianderas limeñas, allá por los tiempos de la ocupación chilena, vendían este platillo delicioso para poder solventarse y ayudar a los soldados que luchaban defendiendo a la tierra. Las ofrecían “Por la Causa” y de allí le vino el nombre.. Limeña, y ahora de todo el Perú, no hay manera que ningún comensal no se rinda a su sabor. Si usted quiere impresionar a sus invitados y no es muy experto en la cocina… prepárese una Causa. No hay forma de que no quede exquisita. No habrá manera de que no la aplaudan. Fresca, sencilla, natural la entrada de papitas sazonadas con ají y limón que envuelven al relleno de pollo, atún o verduras que usted escoja es un plato irresistible, además muy sencillo. Prepárela con el relleno que mas le guste, compártala en su mesa, y cuente el origen de su nombre, ahora que le dejamos la receta de uno de los potajes más emblemáticos de nuestra culinaria, orgullo también de nuestro Perú.

Mazamorra Morada con Arroz con leche: Manjar de dos sabores

¿Hace cuánto que no se come un clásico?… un clásico moradito y blanco, espolvoreado con canela, un clásico dulcecito, de tardes de parque, de paseos de alameda… por que usted, lector lejano, no extrañará tanto al arroz con leche solo, pero a su combinación con mazamorra morada, lo que en el terruño llamamos con cariño “clásico”, de seguro usted lo extraña. Postresito popular que alude en su intención a equipos deportivos. Mezclados no, pero juntos, que bien van estos dos platos. Deje de extrañarlo preparándolo en casa. El arroz con leche… ya lo sabe, lo hacemos muy bien pero no somos los autores, pero la mazamorra morada, no hay duda ni discusión, que es bien peruana. Le dejamos la receta, disfrútela y compártala. Buen provecho.

Papa Rellena: Pastel dorado

Clásica es, entre nuestros potajes, el plato en que la papa abraza por completo el relleno de carne, cebollas, pasas, huevo. Un óvalo delicioso. Aquí en el terruño no falta en los kiosquitos de los colegios, en las esquinas disimuladas, una carretita que invita a perderse en el pastel redondillo. Y está en los restaurantes y en los días de descanso de los hogares, por que sencilla de preparar, no es. Pero que bien vale la pena el esfuercito cuando de papa rellena se trata. Y si sobre ella agregamos la zarza criolla, la que combina perfecto cebollas, tomates y perejil, podríamos perdernos en sus sabores combinados. Tenga entonces la receta, muy didáctica, le prometemos se le hará sencillo presumir, que nuestra comida peruana es la mejor cuando presente en su mesa una vianda como esta.

Juane de Pollo: De la Selva, su manjar

Nada como desenvolver un Juane y ser víctima de sus aromas y sabores. Este plato peruano es como la selva misma: exótico, abundante, misterioso, mágico. Dicen que los misioneros católicos que proclamaron a San Juan Bautista como Patrono de la Selva, contaron tanto la historia del Profeta, que en la imaginación de poblador se dibujo la imagen de la Cabeza de San Juan Bautista entregada en bandeja de plata a Salome por Herodes. Esta historia no solo quedó en la imaginación , sino que dio origen al potaje, que cada año, el 23 de junio, día del Santo, es el rey de las mesas: de allí la forma y la envoltura de la vianda abrazada en hojas de Bijau o plátano. Le dejamos la receta, pruebe esta vez con una delicia del oriente de nuestro terruño y buen

Caldo de Gallina, sopita para los ánimos

No hay nadie en nuestra tierra que no admita que en circunstancias de desánimo corporal… solo un caldo de gallina le alivió los malestares. Después de noches de celebración o amanecidas laborales, a la salida de un matrimonio, para empezar el día con energía: que si uno no se levanta con un caldo de gallina, no hay más remedio que valga. Historias y anécdotas tejidas alrededor de una vianda reparadora, calientita, sustanciosa. Sopitas de madrugadas y amanecidas, no hay hora fija, el caldo de gallina es 24 horas y es así como se vende en las ciudades del terruño y como se sirve en las mesas de los pueblos.

Tamal Serrano, delicia suavecita

Hay tamales y tamales. Los de la costa anaranjados, los derivados más norteños que se volvieron verdes, los que nos inundan el paladar de sabor a maíz puro, los rellenos de pollo, los rellenos de chancho… en nuestras zonas altas el tamal es pálido, pero no por ellos menos delicioso, el tamal serrano, no es solo una entrada, es en nuestras tierras guarnición, compañía, bocadito, piqueo…Suavecito y delicioso, nutritivo y contundente…

Qapchi, manjar de queso

Papitas o choclitos de las tierras del Perú… solos son ricos, con qapchi… irresistibles. La salsa de queso y rocoto que va maravilloso con los sabores neutros; es tradicional de los Andes centrales, especialmente de toda la región ayacuchana donde a veces varía con ingredientes como el huacatay. Con él o especialmente sin él, el qapchi es el compañero que mejor se acomoda a nuestras papas sancochadas, cuando las sirven calientes en las mesas ayacuchanas como entrada, como guarnición, como piqueo. Prepárelo usted y averigüe la combinación irresistible del quesito y el rocoto. Le dejamos la receta. Buen provecho.

Pachamanca a la Olla, festín de sabores

Pacha es tierra y manka olla. La Pachamanca en nuestra tierra es la experiencia gastronómica máxima. Una vianda generosa y festiva, un ritual milenario que se celebra entre el hombre y la Pachamama y que se comparte celebrando y agradeciendo al suelo por la vida que obtenemos a través de los alimentos. Pero no todos tenemos ni la sabiduría milenaria, ni la experiencia, ni el espacio donde cavarle una olla a la tierra. Por existe la Pachamanca a la olla, para que alguien como usted, que está lejos, no se quede sin disfrutar de este festín de alimentos muy de propiedad de nuestra cultura. Allí queda la receta, no se comunicará usted con el ritual a la tierra, pero si con su cultura y los sabores que se desprenden de ella. Provecho.

Seco a la Huachana, sabor de norte

Casi casi, el seco peruano que inunda el ambiente de aromas de culantro y chicha y acapara miradas de verde suculento, tiene el mismo delicioso sabor. Casi casi, por que las variaciones regionales, la mayoría norteñas le han dado distinciones como casi todo en nuestra rica cultura. En el norte chico, por ejemplo, el seco tiene de apellido “A la Huachana” y es “A la Huachana” como lo encontramos ahora en los restaurantes de Lima, y el resto del Perú, cuando en vez de cabrito, el seco lleva cordero. Le dejamos la receta disfrútela y compártala, de preferencia el lunes, como manda la tradición. Buen provecho.

Combinado, el preferido del Chifa

El mestizaje culinario más exitoso de nuestra gastronomía es sin dudas el Chifa, término peruano que la lengua española ya reconoce como la fusión de la gastronomía china con la peruana. Entre los platos de origen chino-peruano, hay uno que es sin duda el preferido, el clásico, una combinación ideal que resulta de la unión generosa de dos viandas de por si deliciosas: el Combinado, la fuente que junta a los tallarines saltados y el arroz chaufa con dos adornos de wantán. Si a usted le han enseñado que los fideos y el arroz juntos no van bien… este plato le demostrará lo contrario. Por algo en nuestra tierra, que sabe muy bien de buenos sabores, se ha convertido en el rey de los chifas. Quedan las recetas, Buen provecho.

Chanfainita, guiso de mañanas, guiso de domingo

Siempre decimos, que cuando algo resulta de muchas mezclas, es una chanfainita. Y aunque nos sirve muy bien para explicar combinaciones y laberintos, la palabra le corresponde por justicia a otra manifestación de nuestra pluricultural pero muy peruana y rica gastronomía. Plato de desayuno, plato de domingo.Le debemos la chanfainita al aporte de los esclavos africanos que llegaron del continente lejano con los españoles, les debemos la existencia de la chanfainita como les debemos los anticuchos, en técnica, por supuesto, por que sin ingredientes de origen peruano nunca por si solos los habrían conocido. Si usted extrañaba los desayunos con chanfainita, ahora puede prepáralos con sus propias manos. Queda la receta. Buen provecho en el desayuno del domingo.

Tamal a la Norteña

El tamal en sus distintas formas es fruto del mestizaje. Algunas crónicas de nuestra historia, como la del corregidor Mejía cuentan que el tamal tiene origen incaico, aunque en la zona de México también es conocido desde tiempos antiguos. El tamal peruano, tal y como lo conocemos, lleva productos heredados de Europa, como el huevo, la carne de cerdo, el pollo que junto al maíz que consumimos los peruanos desde que poblamos estas tierras, han dado origen a una de las entradas favoritas de nuestra comida, el preferido de los desayunos dominicales, de las fiestas y las celebraciones, y que ha tomado matices regionales que lo dotan de características y variaciones de acuerdo a los pueblos. En la sierra el tamal es blanco, en el norte es anaranjado y se prepara envuelto en hojas de plátano. Y es esta receta la que a continuación le presentamos. Disfrútelo y compártalo. Buen provecho.

Cheesecake de Sauco

De un tiempo a esta parte, el Sauco se ha convertido en una de los nuevos productos estrella de nuestra comida. Este fruto originario del Perú y que crece en zonas de altura media (3200-3800 msnm) es preparado principalmente en mermeladas y jaleas que a su vez se han convertido en un importante ingrediente en los aderezos de las nuevas propuestas de nuestra gastronomía. Ácido y dulcecito, el sauco goza de muchas propiedades curativas lo que ha permitido q ue en poco tiempo se haya hecho de prestigio y se haya acomodado bien en las preparaciones más innovadoras, sofisticadas y al mismo tiempo tradicionales como en la llamada comida novo andina. Para que usted empiece a conocerlo le hemos preparado esta receta, un cheesecake no será de lo más peruano que existe, salvo, como en este caso, cuando lleva Sauco. Buen provecho.

Escabeche de pollo, Macerado irresistible

La salsa en la que maceramos los escabeches, es algo que los peruanos usamos antes, mucho antes, de que llegaran los europeos. Así era la comida prehispánica, nuestro ají amarillo, nuestro ají panca eran la base de muchos potajes que se consumían en el antiguo Perú. Con la llegada de los españoles tuvimos los pollos, las cebollas, el vinagre, y de esa mezcla bendita, notará usted, viene el escabeche. Pollos nadando en ají amarillo, panca y vinagre, pollos nadando junto a las cebollas, un macerado irresistible que comemos frío o caliente, que celebramos en familia, o en las fiestas, las reuniones por que el escabeche es plato de lujo, aunque se coma entre semana. Y para que no lo extrañe… y lo prepare cada que se antoje, aquí le dejamos esta receta. Busque usted el ají, cada vez es más sencillo conseguir “ají escabeche” en el mundo, consiga un buen vinagre y siga cada paso… cuando lo tenga listo celebre también usted lo buena que es nuestra comida. Buen provecho.