Ceviche a la Norteña, el rey de nuestros platos

Dice la historia que desde los tiempos preincaicos, los auténticos pobladores peruanos de la costa norte comían ya el pescado crudo remojado en salsa de ajíes. Con la llegada de los españoles, que traían las consecuencias de 800 años de ocupación mora, vinieron los limones y las cebollas, que la tierra peruana aceptó abrigar y producir. De aquellos aportes, pluriculturales como el Perú mismo, nació después el rey de nuestros platos. Irresistible, fresco, sobrio. El que diga que no le encanta el cebiche es por que no ha sabido donde probarlo. El secreto sin duda es un buen pescado muy fresco, mucho limón norteño y el ají pequeñito y perfumado que cae como la cereza del helado. Pruebe ésta receta norteña, sencilla y deliciosa, no se olvide de escoger bien el pescado y disfrute acompañado, de nuestro plato de bandera, patrimonio indiscutible de nuestro Perú.

Ceviche a la Norteña, el rey de nuestros platos
  • Ceviche a la Norteña, el rey de nuestros platos
    Valorar este post

Comparte en tus redes sociales:

Url de la Receta

Ingredientes

1 Kilo de pescado (corvina, lenguado, robalo, tollo, perico, mero)
20 limones jugosos grandes o 23 pequeños
3 cebollas medianas
Ají limo, o rocoto
1 pizca de hojas de culantro
Sal al gusto
Receta:

    Ingredientes

    Preparación

    Lavar y cortar el filete de pescado en cuadrados y acomodar en una fuente. Agregar sal. Aparte exprimir los limones,  adicionar a la fuente con el pescado. Dejar cocinar en el jugo de limón por aproximadamente 10 minutos, hasta que la carne se torne blanquecina. Adicionar  el ají picado y las cebollas cortadas al hilo. Entreverar y agregar las hojas de culantro.

    Comer enseguida, acompañado de yucas, papas o camotes. Cancha o zarandaja, chifles (plátano verde frito) o tortilla de choclo. Así de simple y delicioso.

    xdadmin

    anterior
    Pollo a la brasa, dorado preferido
    siguiente
    PATASCA, sopa de motes tiernos
    anterior
    Pollo a la brasa, dorado preferido
    siguiente
    PATASCA, sopa de motes tiernos

    Añade tu comentario