PATASCA, sopa de motes tiernos

En las zonas altas de nuestro terruño, donde el frío abruma en las mañanas, que bien cae tempranera, esta sopa acalorada. Preferida a la hora del desayuno, muy abundante y caliente, la patasca o mondongo es una delicia reservada para cocineros con paciencia. Sus ingredientes básicos: el mondongo y la patita de una vaca, deben hervir lo suficiente para quedar suaves y darle el sabor necesario al caldo que será acompañado de mote tierno y buenas hierbas. Pero la paciencia siempre será recompensada, cuando al final de la preparación usted se siente a degustar un sabor original que mezcla insumos tan andinos como el mote, perejil, hierba buena, papas y ajíes, que mezclados resultan simplemente deliciosos. No tiene que madrugar para prepararla, pruebe invitándola en el almuerzo o durante la cena, de preferencia en un día frío. Y ahora que le dejamos la receta, tan solo falta que se anime.

Cocinar el mondongo y la pata de vaca en una olla junto a una rama de hierba buena; una vez cocidos y suaves, cortarlos en trozos medianos delgados. En otra olla, calentar el aceite y dorar la cebolla, los ajos, el tomate, el ají panca, y el orégano. Adicionar  la pata de vaca y el mondongo cortado y dorar. Luego el mote, la hierbabuena y la cantidad suficiente de agua o caldo para que la sopa quede espesa; sazonar con sal y pimienta y dejar hervir otro tanto hasta que tome sabor y consistencia. Servir caliente y agregar perejil picado. También puede considerar papas en su preparación.

0 comentarios en “PATASCA, sopa de motes tiernosAñade el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *