ANTICUCHOS DE CORAZON DE RES

Anticucho calientito con papita fría. Irresistible, ¿no? ¿Y sabe usted que el dichoso descubrimiento de este plato increíble se lo debemos a nuestras raíces africanas?. En los tiempos en que llegaron españoles con esclavos ha integrar nuestra tierra y cultura, las vísceras de las reces eran el alimento de los excluidos de la nobleza. A alguien, entre los afroperuanos se le ocurrió cocinar al carbón el corazón ensartado en palitos. Y con nuestro ajicito, y nuestra papita… nuestro anticucho ha conquistado el mundo. Queda con usted la receta.

Mezclar todos los ingredientes del aderezo. Limpiar el corazón de res quitándole grasa y venas. Cortar en trozos de 2  a 3 cm y colocarlos en un recipiente, vertiendo encima la mezcla del aderezo. Dejar el corazón de res por un lapso de 6 horas o más. Una vez listo ensartar 3 trozos en cada palito de anticucho.

Calentar la parrilla o brasero y acomodar los palitos de anticucho untándolos con una mezcla de ají amarillo fresco molido y aceite. Dar vuelta y esperar que se cocinen. Servir calientito.

Servir acompañado de papa sancochada, choclo y ají.

0 comentarios en “ANTICUCHOS DE CORAZON DE RESAñade el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *