Ají de gallina, crema exquisita

Con nuestra papa y nuestro ají, alimento que comían nuestros ancestros mucho antes de los Incas, se juntaron la leche, el queso, las cebollas y las aves que llegaron de Europa con Pizarro y sus huestes.

Mestizo en esencia, se dice que el ají de gallina tiene partida limeña. Fue durante años potaje de fiesta y celebración. Hoy la gallina se reemplaza con el pollo y tenemos el privilegio de tenerlo en la mesa un día cualquiera de la semana, celebrando ahora su textura amarilla y cremosa, y su exquisito gusto apenas picante. A continuación queda la receta, celebre usted también en la mesa, con un buen plato nacido en el Perú.

Sancochar el pollo o la gallina con un poco de sal. Remojar el pan en leche, desmenuzando un poco, luego licuar la mezcla.

En la sartén, freír las cebollas hasta dorar, agregar el ajo molido y el ají licuado. Dejar cocinar por 4 minutos.

 Al aderezo, añadir la mezcla de pan y leche y ajustar el punto de sal y pimienta.  Cocinar moviendo constantemente, agregando el caldo a medida que el líquido se consume.

Probar la crema y adicionar el pollo deshilachado el queso parmesano rallado y las nueces picadas. De ser muy espeso añadir más caldo.

Dejar cocinar unos minutos y servir sobre papa amarilla acompañado de arroz. Adornar con aceitunas y mitades de huevo duro.

0 comentarios en “Ají de gallina, crema exquisitaAñade el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *