Seco de Chavelo, manjar piurano

El norte tiene lo suyo, dice una frase popular y si de comida se trata… solo queda rendirse ante la tentación de sus potajes, variados y coloridos. Es como un paraíso gastronómico, donde prima la cocción a leña y los condimentos generosos. La base del seco de chavelo es el plátano grande que produce el norte extremo del Perú y pasa al Ecuador. En chifles, majado, asados… verdes o maduros, los llamados “dominicos”, son básicos en las mesas de Piura y Tumbes, donde se comen en la proporción que la papa es consumida en la sierra. Ligero ahumado, dorado y sabroso, queda la receta de esta vianda típica de la costa de Piura para deleite de su paladar.

Asar los plátanos en brasa de leña, con todo y cáscara. Aparte elaborar un aderezo con la cebolla cortada en trozos medianos, el tomate cuadrado, ají amarillo en tiras, y la carne seca,  todo esto se revuelve y  se cocina agregando ají panca molido hasta que se torne jugoso.

Los plátanos asados se aplastan (majan), se sazonan con sal y pimienta y se revuelven con el aderezo usando una cuchara de palo. Se deja cocinar por unos minutos y se paga. Al final se agrega culantro picado finamente y se entrevera. Se sirve con cancha.

0 comentarios en “Seco de Chavelo, manjar piuranoAñade el tuyo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *