noviembre 2, 2023
/COMUNICAE/

El ritual mexicano conquista cada noviembre las calles de Los Cabos con ofrendas, altares, arte y eventos culturales para ensalzar la tradición y conmemorar a los seres queridos que han fallecido. En el marco de esta celebración, los restaurantes y bares ponen en marcha degustaciones de platos típicos mexicanos, actividades gastronómicas para que los viajeros descubran la magia escondida tras la tradición

El Día de Muertos vuelve a llenar las calles de Los Cabos con altares, ofrendas, celebraciones y actividades en honor a las personas que ya no están en el mundo terrenal. Celebrado cada 1 y 2 de noviembre en conmemoración de aquellos que han partido, esta efeméride representa una arraigada tradición mexicana cargada de profundo significado. Los antiguos Mesoamericanos ya rendían culto a la muerte y realizaban rituales para despedir a sus seres queridos mucho antes de la llegada de los españoles. Con la llegada del catolicismo, estas ancestrales tradiciones se fusionaron con las prácticas y creencias europeas, dando origen a la conmemoración del Día de Muertos tal y como se la conoce hoy en día. Es un testimonio de la rica y profunda fusión de culturas que define la esencia de México.

La tradición, declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2008 por la UNESCO, despierta un interés particular para viajeros culturales de diversas nacionalidades, que aprovechan para viajar a México y compartir la celebración con los lugareños, así como para nativos, que aprovechan las festividades propias de la época para escapar y honrar a sus seres queridos desde distintos rincones del país.

«Si estás considerando tomarte unos días de descanso, Los Cabos se erige como la elección perfecta no solo por las festividades que acoge en el marco de esta tradición centenaria, sino también por el paisaje natural que se dibuja en el horizonte y los atractivos turísticos que presenta para los turistas nacionales e internacionales. Te compartimos las actividades que no es posible perderse para disfrutar de este ritual mágico y sumergirte en las tradiciones mexicanas».

Altares y ofrendas a los que se han ido
Como marca la celebración, el primer y segundo día de noviembre las almas de los familiares fallecidos, jóvenes y adultos, son atraídos de vuelta a la tierra para convivir con sus parientes vivos. Por ello, con el fin de conmemorar su vida y honrar su muerte, en esta temporada, Los Cabos se viste de color de naranja y morado con flores de cempasúchil, ofrendas y altares, en honor a los seres queridos fallecidos en las principales plazas como la de Amelia Wilkes, en el corazón de Cabo San Lucas, o Antonio Mijares en San José del Cabo. Los turistas pueden explorar estos hermosos y conmovedores tributos, decorados con flores, velas, alimentos y objetivos personales de los familiares.

Arte y cultura con apellido mexicano
En el marco de esta tradición, Los Cabos organiza una serie de eventos culturales, como conciertos, representaciones teatrales y exposiciones de arte relacionadas con el Día de Muertos. Debido a la especial arquitectura de la plaza principal, el centro de San José del Cabo acoge el Distrito del Arte, y el distrito gastronómico 23400, espacios abiertos al encuentro, donde palpitan los sabores y las experiencias, enamoran. Desde galerías con obras de diferentes partes del mundo, pero principalmente, arte mexicano tradicional, hasta lugares típicos para probar deliciosos platillos mexicanos en restaurantes como La Revolución, Umi o Lumbre, entre muchas más alternativas gastronómicas.    

Además, Los Cabos destaca también por el ambiente nocturno que conquista la ciudad con motivo de la celebración del Día de los Muertos. Cabo San Lucas es la ciudad donde la magia cobra vida, con una vibrante escena nocturna que incluye una variedad de bares, discotecas, cantinas y locales de música en vivo. Algunos de estos lugares son propiedad de auténticas leyendas de la música, lo que añade un toque especial a la experiencia. El Squid Roe, Cabo Wabo o The Rooftop son algunos de los más destacados, pero existen muchos más, que seguro que harán de la noche un momento inolvidable en el viaje.      

Degustación culinaria de origen local
La oferta culinaria es otro de los grandes atractivos de este paraíso mexicano. Con motivo del Día de Muertos, muchos restaurantes de distintas zonas de Los Cabos organizan eventos de degustación en los que los asistentes podrán disfrutar de una experiencia única.      

Entre los restaurantes que se suman este año a las actividades celebradas en el marco de la efeméride, se encuentra el restaurante El Minero, ubicado en El Triunfo, un establecimiento que enseñará paso a paso cómo su chef elabora la tradicional Paella Negra del Día de Muertos. Este pueblo también acoge diversos altares en honor a los fallecidos en el Museo Ruta de Plata y el Museo del Vaquero de las Californias.

Por otro lado, si se busca una experiencia única para el Día de los Muertos en Los Cabos, el Festival Náutico en Cabo San Lucas es la opción ideal. La marina se transforma en un lienzo luminoso con desfiles de barcos iluminados, y decorados mostrando la cultura marítima de la región. Participa en las festividades que incluyen espectáculos musicales, cuentos populares y experiencias gastronómicas a lo largo de la marina.

Tradición y bienestar en un mismo lugar
Viajar a Los Cabos no es sólo la oportunidad de ser testigo directo de una tradición única como el Día de Muertos, sino también un escape hacia el bienestar y la reconexión con uno mismo. Más allá de las celebraciones, Los Cabos es un destino emblemático para el turismo wellness, centrado en el cuidado integral del cuerpo, mente y espíritu. Aquí, las opciones van desde lujosas experiencias spa hasta retiros rústicos en medio de la naturaleza, todos diseñados para llevar a un estado profundo de relajación.

Si se visita en la época de la última luna de octubre, es una magnífica ocasión para explorar el lado espiritual de la región, enriqueciendo así la experiencia. Como complemento perfecto a estas festividades, se sugiere sumergirse en una de las prácticas más antiguas y místicas: el temazcal. Estas sesiones brindan la oportunidad de conectar con los poderes curativos de la tierra. En este baño de vapor aromático, se podrá equilibrar cuerpo, mente y espíritu, convirtiéndolo en el cierre ideal para los días de descanso y desconexión en Los Cabos. 

Fuente Comunicae

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies